Esto fue una disposición del juez federal Claudio Bonadío, por lo que podrían tener arresto domiciliario si depositan el dinero; así, afrontarán el proceso de extradición a Estados Unidos.

El juez federal Claudio Bonadio les concedió la prisión domiciliaria a los empresarios Hugo y Mariano Jinkis, detenidos en Argentina a pedido de la justicia de Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la FIFA, a cambio de 12 millones de pesos, según consigna la agencia DyN. El juez decidió rechazarle la excarcelación que pretendían las defensas de ambos, pero hizo lugar a la prisión domiciliaria y fijó una caución de 8 millones para Hugo y 4 para su hijo Mariano.

La diferencia entre las fianzas, sostuvo en su disposición el magistrado, se debe a que Mariano, contrariamente a su padre, tiene “ausencia de limitaciones físicas, y el consecuente potencial para soportar una eventual fuga”. Antes, el fiscal Eduardo Taiano se había pronunciado a favor de admitir el pedido de excarcelación o, en su defecto, de arresto domiciliario para que afronten así el proceso de extradición a Estados Unidos.

Ahora para salir de los calabozos de Villa Riachuelo la defensa deberá juntar el dinero o bienes para depositar en un banco a disposición del juzgado, por lo tanto se descuenta que la salida no sería este mismo miércoles.

Nota del Diario La Nación.