En el partido por octavos de final de la Europa League, Fenerbahçe, de Turquía, venció por dos goles a uno al Lokomotiv de Moscú. Al finalizar el encuentro, sucedió una situación poco usual en el mundo del fútbol. Dimitri Tomorov, jugador del Locomotiv,  llevaba una camiseta con la foto del presidente ruso, Vladimir Putin.

La acción del jugador ruso provocó ira entre los hinchas locales del Fenerbahçe. En el estadio se encontraba el diputado de Duma y miembro del Consejo de Administración de la Federación de Fútbol de Rusia, Igor Levedeb, quien expresó su inconformidad con el acto realizado por el jugador y dijo: ”Es una actitud muy absurda para un jugador profesional como Dimitri”.

El acto del jugador Tarasov fue por decisión propia y que no fue algo premeditado por algún político de alto mando. La prensa europea criticó este suceso, incluso los técnicos de ambos equipos comentaron que “no hacemos política, nosotros hacemos deporte”. 

Se espera la respuesta de la UEFA para dar a conocer si existirá o no una sanción contra el jugador ruso, Dimitri Tarasov.

Fuente: Portal TRT ESPAÑOL