El Tribunal de Apelación de Fráncfort decidió que los agentes de futbolistas no podrán lucrarse económicamente en los traspasos relativos a jugadores menores de edad, dando así la razón a la Federación Alemana (DFB) en litigio con una agencia de representación de jugadores.

Esta nueva instancia anuló así la decisión tomada en sentido contrario por el tribunal regional el 29 de abril de 2015.

En su veredicto, el Tribunal de Apelación estima que la DFB “tiene el legítimo objetivo de proteger a los menores de edad prohibiendo que un intermediario gane dinero durante las negociaciones concernientes a un jugador menor de edad”.

Esta decisión “debería evitar que los jugadores menores lleguen a Alemania motivados por el dinero y sin perspectivas sólidas”.

La DFB sigue el reglamento de la FIFA en busca de una mayor transparencia en el a menudo opaco negocio de los agentes de los jugadores.

La FIFA prohíbe a los clubes el reclutamiento de jugadores menores extranjeros (límite fijado en los 16 años), salvo si se cumplen algunas condiciones que aseguren que los adolescentes no estarán desarraigados y que recibirán una buena educación paralelamente a su actividad deportiva.

A mediados de enero, la FIFA dio un golpe de efecto al prohibir al Real Madrid y al Atlético de Madrid la contratación de jugadores durante dos periodos de fichajes por haber violado la reglamentación en el fichaje de jugadores menores.