El francés Kingsley Coman, de 23 años, se lastimó la rodilla ante Tottenham en la Champions y todo parecía ser desalentador para el jugador y para el equipo. el otro año el futbolista aseguró que si volvía a pasar por el quirófano se retiraría del fútbol profesional.

Bayern ha recibido una buena noticia: la lesión de Kingsley Coman no es tan grave como parecía. Así lo ha comunicado el propio club bávaro a través del parte médico que ha ofrecido, tras las pruebas a las que el jugador se sometió,  luego de tener que abandonar el partido frente al Tottenham que estaba disputando.

La rodilla del internacional francés será inmovilizará con una férula, si bien el tiempo de baja no ha sido especificado por el Bayern, es un alivio no solo para su equipo, si no también para el propio jugador.

Comunicado del Bayern Munich: