La fecha FIFA representa un inconveniente para el portugués, debido a que solo dispone de diez jugadores para entrenar en estos días, el resto de la plantilla corresponde a los convocados por los seleccionados mayores.

El Manchester United volverá a la actividad precisamente para el derby frente al City el 10 de septiembre, por ello resulta vital para Mourinho contar con el volante ecuatoriano Antonio Valencia, sin embargo su retorno a Manchester está previsto un día antes del crucial partido, lo que preocupa al estratega.