Bob Pendleton, fue quien descubrió el talento del delantero que con solo 9 años ya que quería meter goles.

Tras 13 años con Manchester United, donde se convirtió en el máximo goleador del club, el delantero dejó de ser diablo rojo para regresar al equipo que los catapultó a la fama, Everton. “Una vez azul, siempre azul”, aseguró.

“Él tenía 9 años y claramente se veía que se desvivía por anotar goles. En ese momento no creí que ese pequeño niño tímido iba a llegar a ser en lo que se convirtió, pero después de dos años estaba convencido de que iba a pasar” recordó Pendleton durante su conversación con Luke Reddy, de BBC Sport. El ojeador Pendleton descubrió el talento del delantero en el parque Jeffrey Humble en Liverpool y llegó a convertirse en máximo goleador en la historia de la selección inglesa y del mismo Manchester United.

“El nombre de Rooney era de lo que se hablaba alrededor de la decena de campos en los que se jugaban los partidos de la liga Walton y Kirkdale”, fue explicando el ojeador que durante décadas trabajó como cazatalentos para Everton. En su primer club metió un gol desde unos 20 metros y regateaba por diversión, hasta el punto que frecuentemente terminaba empujando el balón a la portería para anotar. Y de ahí continuó su talento con varias propuestas y una de ellas la del Manchester United donde permaneció por trece años y ahora retornará al equipo azul.