Los delitos se cometieron entre 2011 y 2014. La Fiscalía acusa al crack haber creado una estructura societaria para ocultar rentas generadas en España.

La Fiscalía de Madrid presentó una denuncia formal ante un juzgado de instrucción en Madrid en la que acusa a Ronaldo de crear una estructura societaria para defraudar más de US$16 millones en cuatro delitos cometidos entre 2011 y 2014.

La denuncia, que se basa en el informe remitido a la Fiscalía por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), recuerda que en 2008 Cristiano Ronaldo confirió a su agente un poder para firmar un contrato de trabajo con el Real Madrid entre las temporadas 2009/2010 y 2014/2015 y que fue rubricado en 2009, de manera que es residente fiscal en España desde el 1 de enero de 2010.