José Mourinho sigue a la cabeza del Manchester United, el equipo inglés parece levantar cabeza luego de un irregular comienzo de temporada. Sin embargo, el portugués confesó que pasó una de las navidades más tristes de su vida en Inglaterra.

El entrenador portugués no está viviendo estas fiestas junto a su familia por culpa de su trabajo. Su familia vive en Londres y él pasa la mayor parte del tiempo en Carrington, la Ciudad Deportiva del United.

“Mi familia está en Londres porque mi hija está en la universidad y mi hijo juega en el Fulham. No puedo exigir que me sigan. Tienen sus vidas y está en esas edad en la que deben volar”, afirmó a los medios.

 José Mourinho afirmó que solamente ve a su familia una vez por semana y por muy poco tiempo. “Una vez por semana, cuando puedo porque en estos momentos es difícil por la carga de partidos, voy a Londres para comer con mi familia”, señaló.