Leo Messi fue uno de los jugadores que más deleitaron a la afición que acudió al Mini-Estadi a presenciar el entrenamiento a puertas abiertas. El argentino protagonizó una jugada supersónica en la que dejó a varios hinchas emocionados con cada pase y con el gol que anotó.

Este martes, en el entrenamiento a puertas abiertas del Barça en el Mini-Estadi, Messi demostró la veracidad de dicha afirmación al protagonizar una jugada donde dejó sentado a dos compañeros.

Durante uno de los “partidillos” que el Barça disputaba en el Mini-Estadi, Leo Messi agarró el balón y realizó uno de sus tradicionales eslalons, destrozando en primer lugar a Samuel Umtiti y Sergi Roberto para, luego, colar el balón por debajo de las piernas de Jordi Masip y Rafinha Alcántara, para terminar poniendo la pelota en las redes con un doble caño incluido.

Además Leo Messi fue el jugador más coreado por los niños, muchos con banderas barcelonistas y catalanas, y hubo algunos que incluso le pidieron que renovara, que no se fuera nunca del FC Barcelona: “Messi renueva, Messi quedate, Messi renueva, Messi quedate, oooeee, oooeee”.