En lo que fue un vibrante partido por la vuelta de los cuartos de final de la Copa Sudamericana, Atlético Paranaense le dio vuelta al resultado y dejó desclasificada a un a Liga que no supo sostener la ventaja. Luis Amarilla abrió el marcador y Johan Julio anotaría el empate transitorio. Por su parte, Christian y Bissoli metieron dos goles cada uno.

El marcador del partido fue 4-2 a favor de los cariocas mientras que el acumulado fue de 4-3 después de que los de Marini ganaran por la mínima en Quito. Así, la escuadra de Curitiba se clasificó a la semifinal de la Copa Sudamericana, pese a haber caído 1-0 en Ecuador.

El atacante paraguayo Luis Amarilla abrió la cuenta a los 11 minutos para los ecuatorianos y Jhojan Julio puso la paridad parcial al cierre del primer tiempo luego de una fatídicos cinco minutos en los que Paranaense lo dio vuelta 2-1.

Este empate parcial difuminó el panorama de la escuadra local, que precisaba de dos goles para avanzar. Así que al regreso de los camerinos, Paranaense buscó, con vértigo, agrandar la brecha en el marcador.

Bissoli los ilusionó al aprovechar un rebote de Gabbarini, tras una buena atajada a un cabezazo del uruguayo David Terans.

Y Christian, por segunda vez, sentenció la goleada después de que Santiago Scotto, en lo que fue un debut para el olvido, lo derrumbó dentro del área y el juez paraguayo Eber Aquino, tras consultar al VAR, pitó el penal.

Fue un triunfo doble, primero para Paranaense y después para el fútbol de Brasil, que ha puesto a cinco de los ocho semifinalistas de la Libertadores y la Sudamericana. Demostrando así la gran potencia futbolística a nivel regional.