En un comienzo de temporada donde aún no ha encontrado la estabilidad, el Gremio brasileño recibe este miércoles al Liga de Quito en el Grupo 6 de la Libertadores con la urgencia de puntuar después de haber caído ante el Toluca y en plena búsqueda por la solidez perdida.

Enfrente, sin embargo, tendrá a un equipo que también llega a Brasil con muchas cuentas pendientes tras haber caído en los dos encuentros que ha disputado en el torneo ecuatoriano.

Aunque los de Claudio Borghi sí cumplieron en la primera jornada del Grupo 6 y se impusieron en casa al San Lorenzo argentino 2-0, una victoria que les coloca al mando de la clasificación, aunque empatados con el Toluca mexicano, de uno de los grupos más equilibrados de la Libertadores.

Con una defensa en el punto de mira después de haber encajado nueve goles en los últimos cinco partidos -por siete a favor- el Gremio debe ganar solidez atrás para sellar la reconciliación con su hinchada tras los desencuentros de la semana anterior.

Irritados por una serie de tres derrotas en cuatro partidos, una cincuentena de aficionados del ‘tricolor gaucho’ protestaron contra los jugadores al inicio del entrenamiento del viernes, pidiendo más “raza” a los futbolistas.

Los ánimos, no obstante, parecieron suavizarse este sábado cuando los de Roger Machado vencieron al Gloria 4-2 en el campeonato gaucho; una bocanada de aire fundamental para afrontar la primera semana decisiva del año.

En siete días, el Gremio se verá contra el Liga de Quito, cuatro días más tarde con sus archienemigos del Internacional en el clásico de Porto Alegre y, el próximo miércoles, ante el San Lorenzo argentino.

“Venimos de un momento de inestabilidad, los resultados y las actuaciones no coinciden con el año pasado. Pero tenemos conciencia de eso y estamos buscando retomar. Lleva un poco más de tiempo por la falta de adaptación, por los volantes lesionados, jugadores nuevos, todo hace que el rendimiento no sea tan alto como el año pasado”, afirmó el centrocampista Giuliano al sitio brasileño UOL.

Uno de los refuerzos que podría estrenarse este miércoles es el delantero internacional ecuatoriano Miller Bolaños, que ya solucionó sus problemas burocráticos y podría debutar en Brasil ante el que fue su equipo entre 2009 y 2011.

– “Final” –

Después de haber caído en la final del torneo ecuatoriano ante el Emelec en diciembre, el Liga de Quito tampoco ha comenzado bien el año.

A la derrota 2-0 ante el Delfín en la primera fecha, los de Claudio Borghi sumaron el tropiezo del sábado ante el Fuerza Amarilla, contra el que perdieron por 1-0.

A nadie se le escapa entre los albos que la recuperación pasa por mantener el paso en la Copa Libertadores, especialmente en un grupo donde cualquier concesión puede costar la eliminación en abril.

“Por eso, el partido ante Gremio será una verdadera final. En la Copa no se puede cerrar terreno en ningún partido”, afirmó el dirigente del club, Esteban Paz, en declaraciones a una radio local recogidas por el diario El Comercio.

El partido comenzará a las 21H45 (00H45 GMT) en la Arena del Gremio y estará dirigido por el juez venezolano Jesús Valenzuela, asistido en las bandas por sus compatriotas Carlos López y Luis Sánchez.

– Alineaciones probables:

Gremio: Marcelo Grohe – Wallace Oliveira, Geromel, Fred, Marcelo Oliveira – Edinho, Maicon, Giuliano, Douglas, Everton, Luan. DT: Roger Machado.

Liga de Quito: Alexander Domínguez – Quinteros, Norberto Araujo, Benavidez, Romero, Vega – Hidalgo, Cevallos, Alemán, Morales – Tenorio. DT: Claudio Borghi.

rs/ol