A pocos días que se sepa quienes serán los mejores jugadores para la FIFA en el premio The Best, el portal web de la FIFA recopila una entrevista de la defensa de la Selección de Sucia Linda Sembrant, donde da a conocer su admiración por su entrenadora Pia Sundhage nominada a este premio como mejor DT y a su ex compañera de equipo en el Tyreso la brasileña Marta que ya ha ganado en cinco ocasiones el balón de oro y que una vez está nominada a mejor jugadora. A continuación presentamos una parte de la nota:  

Cada año son menos quienes pueden presumir de haber visto jugar a Pelé con sus propios ojos, y gran parte de los aficionados al fútbol únicamente han disfrutado de la magia de O Rei a través de vídeos. Sin embargo, la sueca podrá decir durante toda su vida que ha asistido de cerca a las gestas de dos grandes, en su caso del fútbol femenino.

Experiencia y humildad

“Pia es una persona que ve las posibilidades. Si piensa que es posible hacer algo, alcanzar un objetivo, no duda en aceptar el desafío, y sabe convencer a todos los que la rodean de que es posible. Vio que era factible conseguir algo importante con Suecia y lo demostró al llevar a la selección a la final del Torneo Olímpico. Fue un gran logro para Suecia, para nosotras y para ella”.

A sus 56 años, los últimos 40 pasados en el fútbol, la seleccionadora ya lo ha vivido casi todo. Pero eso no le impide conservar intacta su motivación, y saber transmitirla. “Siente una gran pasión por el fútbol. Vive por él, y sabe motivar muy bien”, asegura la defensora del Montpellier HSC, internacional desde 2008. “Cuando la tienes delante y te habla, desprende algo especial”, añade, antes de describir en profundidad las cualidades de su entrenadora. “Es muy minuciosa, y se le da muy bien gestionar los detalles. Tiene la experiencia de haber jugado mucho tiempo, así que comprende a las jugadoras en muchísimas situaciones”.

Admiración y aprendizaje

“Hace cosas extraordinarias con el balón, al verla es imposible no admirarla, aprender y sonreír”, recuerda Sembrant, que, antes de eliminar a la Seleção en semifinales, había recibido un abultado 5-1 ante las propias brasileñas en la fase de grupos, con un doblete de Marta. “Lo que más me impresiona es esa capacidad que tiene de utilizar todas sus cualidades siempre que hace falta. Su velocidad, su técnica, su visión de juego… Siempre utiliza la mejor cualidad para encontrar una solución en el momento adecuado. Estando a su lado, una la ve y piensa: ‘Ah, sí, era eso lo que había que hacer…”.

¿Y aprecia el espectáculo de la misma forma cuando está en el bando contrario? “Marta es una jugadora a la que resulta muy difícil enfrentarse”, reconoce la escandinava. “En la medida de lo posible, hay que evitar que tome velocidad, impedirle que marque el ritmo. Pero debo confesar que me gusta defender contra una jugadora así, es un reto apasionante”, admite. “Nos hemos enfrentado muchas veces. Siempre es un reto tratar de evitar que recurra a sus cualidades y marque diferencias. En cualquier caso, es fantástico haber podido estar en las dos situaciones, jugar con ella y contra ella”.

Una doble perspectiva que permite a Sembrant situar a su excompañera entre las leyendas de la disciplina. “En mi opinión, es la mejor de la historia”, asegura la sueca acerca de su amiga brasileña, que compite por el Premio The Best a la jugadora de la FIFA 2016. “Todo el mundo conoce sus cualidades como futbolista, pero sobre todo es una persona extraordinaria. Es amable y humilde, tiene un gran corazón. El hecho de ser una gran jugadora y una gran persona al mismo tiempo la convierte en alguien muy especial”, concluye Sembrant, que no alberga ninguna duda sobre quiénes serán las galardonadas del fútbol femenino el próximo 9 de enero.

Lo único de lo que no está segura es de quién será la primera en recibir su mensaje de felicitación. “¿Quién sube primero al escenario, las entrenadoras o las jugadoras?”, nos pregunta. “¿Las entrenadoras? ¡Entonces voy a llamar primero a Pia!”.