A los 90 minutos del partido contra el Atlético Madrid por la Copa del Rey, el delantero del Barca, Luis Suárez fue expulsado del partido al obtener su segunda tarjeta amarilla tras disputar una pelota con Koke. Lo cual no le permitirá disputar la final de la Copa.

“Me río de mi expulsión, es algo que se veía venir. Estoy indignado”, mencionó el delantero del azulgrana. Palabras que provocaron que el Comité Técnico de Árbitros decidiera denunciar a Luis Suárez, por lo cual se expone una sanción de entre dos y tres partidos adicionales.

El Barcelona mencionó que recurrirá la tarjeta para que el punta pueda jugar la final. Sin embargo, las palabras en caliente del futbolista podrían provocar una sanción mayor. Además, el recurso sobre la segunda tarjeta amarilla no debería prosperar según el proceder habitual del Comité de Competición en este tipo de situaciones

Fuente: marca.com