Este miércoles, Manchester City venció 4 por 1 al Real Madrid en el estadio Los Ángeles Memorial Coliseum. El partido fue un espectáculo de inicio a fin para los más de 93 000 espectadores, cifra record para el estadio,  que disfrutaron de un partido emocionante.

El partido inició muy parejo en el primer tiempo, con una sobresaliente actuación de los arqueros, Ederson, nuevo refuerzo de los citizens y Keylor Navas, arquero del Real Madrid.

En el segundo tiempo, ambos equipos rotaron a sus jugadores y en 5 minutos John Stones cabeceó y provocó un rechazó del recién ingresado Kiko Casilla. El otro central del equipo de Guardiola, Otamendi, no tuvo problemas en aprovecharlo y mandar el balón al fondo del arco. Este gol golpeó a los dirigidos por Zidane y solo 7 minutos después, Sterling engañó a Casilla con un disparo dirigido al primer palo y colocó el 2 por 0.

Zidane decidió dar oportunidad a sus nuevos fichajes: Vallejo, Ceballos, Mayoral y al canterano Óscar. El City se sintió cómo con su juego y Stones centró de primera a Kevin De Bruyne que definió como si fuese un 9, dejando sin chance a alguna a Casilla.

Con este gol, el partido quedó prácticamente sentenciado. Brahim jugó unos minutos en el encuentro y logró marcar el 4 por cero. Él disparó a colocar al ángulo izquierdo del arco del Madrid. Óscar anotó el gol del honor al minuto 90.

Fuente: futbol.as.com; www.marca.com; depor.com