El ente rector del fútbol sudamericano estaría inmerso en el lavado de dinero. Esto, debido a las coimas que se recibían y reciben por contratos de transmisión de partidos de fútbol. El FBI, e investigadores uruguayos y argentinos siguen indagando sobre este caso. La Conmebol es conformada por diez países.

A continuación, la noticia publicada por ABC de Paraguay:

La Conmebol presuntamente lavó y seguiría lavando dinero proveniente de multimillonarias coimas en dólares amasadas de concesiones de contratos por la televisación de partidos. Así lo indican convenios firmados entre la entidad y empresas cuyas anteriores y actuales operaciones ahora forman parte de denuncias, acusaciones e investigaciones judiciales en juzgados y tribunales Argentina, Uruguay y EE.UU.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) presuntamente lavó y seguiría lavando dinero proveniente de multimillonarias coimas en dólares, amasadas de concesiones de contratos por la televisación de partidos de las copas Libertadores y Sudamericana.

Así lo indican papeles de convenios firmados entre la entidad deportiva continental y empresas de eventos deportivos, cuyas anteriores y actuales operaciones ahora forman parte de denuncias, acusaciones e investigaciones judiciales en juzgados y tribunales de Estados Unidos, Argentina y Uruguay.

Los contratos firmados entre la Conmebol y esas empresas, que transmiten por TV los partidos de la Copa Libertadores de América y Sudamericana, fueron y son presuntamente las mayores fuentes del ingreso de coimas, según investigaciones realizadas por fiscalías de Argentina, Uruguay y Estados Unidos, en donde ya existen procesados y detenidos por esos hechos.

¿Cómo se consuma o materializa la coima en los contratos?, es la pregunta que los fiscales e investigadores responden señalando que en este caso las coimas constituyen “premios” o “retribuciones” entregadas a la Conmebol por las empresas beneficiarias de los contratos.

A las interrogantes de a cuánto llegan los montos de esos “beneficios” y quiénes perciben esas sumas, los investigadores señalan que esas coimas llegan a ser el doble, triple o cuádruple de las sumas establecidas en los contratos oficiales, algunas de cuyas copias acompañan al presente artículo. En cuanto a los “perceptores”, estos serían los directivos de la entidad deportiva continental o agentes de la misma que trabajaron para concretar esas operaciones financieras.

A la pregunta de ¿cómo se supone que existieron y existen esos sobornos?, los investigadores uruguayos, argentinos y el FBI aseguran que la concreción de las coimas son confirmadas por testimonios y documentos de ofertas varias sobre las televisaciones de los partidos.

Por ejemplo, en un caso, la Conmebol aceptó firmar un contrato para recibir una paga de 22 millones de dólares de la T&T al tiempo de rechazar una oferta cuatro veces superior de otra empresa del mismo rubro, que ahora prepara acciones por daños.

En otro caso, la entidad deportiva sudamericana aceptó recibir US$ 41.100.000 de la misma empresa (T&T), pero, llamativamente, al mismo momento rechazó otra oferta varias veces superior a esta suma. Los antecedentes y protagonistas de esos hechos son procesados por fiscales uruguayos y argentinos, que analizan envíos de solicitudes de informes a la misma Conmebol a través de la justicia paraguaya, indican noticias provenientes de Buenos Aires y Montevideo.

Como se ve, la Conmebol rechaza una oferta superior y acepta una menor, situación que se repite periódicamente, pero ¿por qué?

Según denuncias y testimonios de acusados, procesados y detenidos los beneficiados con los contratos de montos inferiores presuntamente llegaron a desembolsar coimas hasta cuatro veces superiores a las cifras que figuran en los papeles. O sea, para mantener el contrato, el beneficiario del convenio cumple con el monto oficial previsto en el documento y, bajo la mesa, transfiere el doble, triple o cuádruple del compromiso establecido por escrito.

Además de los testimonios, esas actividades y operaciones fueron confirmadas por documentos de transferencias financieras y bancarias, que integran expedientes de investigaciones abiertas en Estados Unidos al expresidente de la Conmebol, Nicolás Leoz.

Las confirmaciones de esas operaciones también están en papeles del proceso abierto en Bolivia a Carlos Chavez, extesorero de la Conmebol y presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, actualmente procesado y preso en su país por estos hechos.

Según una denuncia promovida por la Procuradoría contra el Lavado de Activos (Procelac), de Argentina, la empresa “T&T” es sindicada como una de las mayores responsables de presunto enorme lavado de dinero en supuesta complicidad con la Conmebol.

“T&T” y “Torneos y Competencias” forman parte de un conglomerado de empresas acusadas de lavado de dinero junto a sus propietarios Alejandro Burzaco, Hugo Jinkins y Mariano Jinkins, denunciados y procesados por numerosos delitos financieros ante la justicia uruguaya, argentina y norteamericana.

Según Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de importantes y prestigiosas empresas financieras de tarjetas o dinero plástico internacionales, “T&C”, “Torneos y Competencias” realizaron operaciones financieras que transgreden normas contra el lavado de dinero.

La empresa de tarjetas de crédito American Express de Argentina divulgó un ROS sobre actividades de que llevaban la firma de Alejandro Burzaco, el propietario de “T&T”, firma que figura como de propiedad de Fox Sport, también vinculada a las actividades de la Conmebol.

Alejandro Burzaco, el empresario argentino dueño de empresas mayores beneficiadas con los contratos de la Conmebol, aceptó la semana pasada ser extraditado a Estados Unidos desde la ciudad de Bolzano, Italia, hasta donde huyó desde Argentina después de que la justicia norteamericana solicitara su búsqueda y detención.

Burzaco fue acusado por la justicia norteamericana de ser responsable de sobornos, corrupción y conspiración para fraude en transferencias electrónicas. Entre tanto, Hugo y Mariano Jinkis, actualmente detenidos en Argentina, plantearon acciones que buscan evitar su extradición a Estados Unidos.

Los Jinkis, también vinculados a empresas de eventos deportivos favorecidos por la Conmebol, están acusados de diversos delitos relacionados al escándalo FIFA.

Siguen los cuestionados convenios

En vez de rescindir contratos con las empresas denunciadas por lavado de dinero, fraude, evasión y otros delitos, la Conmebol mantiene los convenios, según las denuncias. La entidad deportiva sudamericana debería tomar el ejemplo de la Confederación de América del Norte, Central y el Caribe de Fútbol (Concafaf), de anular contratos con empresas denunciadas por corrupción.

CONMEBOL MONTO en-cada-uno-de-los-respectivos-contratos-estan-fijados-los-montos-que-la-conmebol-debe-recibir-de-las-empresas-beneficiadas-_437_573_1263332 las-coimas-son-varias-veces-superiores-a-esas-sumas-segun-denuncias-testimonios-de-afectados-y-documentos-de-ofertas-mayores-_437_573_1263330

FOTOS Y TEXTO: ABC de Paraguay