Lionel Messi está dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias para conocer quién ha sido el responsable de la filtración de su contrato al diario ‘El Mundo’. De hecho, está preparando una querella contra el medio de comunicación.

El entorno del astro argentino niega que, por el momento, vaya a proceder también contra las cinco personas que eran depositarias de su contrato en el club, tal y como informó RAC-1. Los dos primeros, el ex presidente, Josep María Bartomeu, y el ex vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, así como también el actual CEO del Barcelona, Óscar Grau, y el aún responsable jurídico, Román Gómez Puntí, para finalizar con el presidente de la Junta Gestora, Carles Tusquets.

Estas cinco personas eran las únicas que tenían la capacidad de obtener toda la información del contrato de Leo Messi. El propio Bartomeu, quien a través de un mensaje de móvil, negó rotundamente ser el autor de la filtración del contrato de Messi: “Es rotundamente falso que yo haya filtrado el contrato de Messi. Es un tema muy serio e ilegal filtrar contratos profesionales”. Recordemos que las cifras del contrato filtrado, firmado en 2017 y que termina en junio de este año, es de aproximadamente $640 millones, el más caro en la historia del deporte.

El Comité de Empresa del club ha pedido abrir una investigación interna para depurar responsabilidades sobre el autor de la filtración de un contrato de uno de los empleados del FC Barcelona.

Foto: tycsports.com