Según publicó el periódico catalán Mundo Deportivo, Messi habría estado cerca de fichar por el Manchester City, esto habría sucedido cuando el argentino perdió con su selección la Copa América ante Chile  por segunda vez consecutiva.  Una semana más tarde, se lo condenó a 21 meses de prisión junto con su padre por estafar al Fisco.

Lionel Messi se sintió maltratado por los medios de España y harto de la sentencia injusta, anunció al presidente Josep Maria Bartomeu que estaba determinado a marcharse del Barcelona.

Los directivos del Barcelona FC fueron tajantes: no lo iban a vender. Sólo tenía una salida y era que abonasen los 250 millones de euros que vale su cláusula de rescisión. Cuando todo se veía obscuro para Messi apareció Luis Suárez en la novela, después de un par de encuentros entre estos dos cracks Luis Suárez terminó convenciendo a Messi de quedarse en el Barcelona.