Luego de los papelones que hizo en las ediciones de 2011 y 2015, México se presentará a la Copa América del Centenario con casi todos sus mejores hombres y con el objetivo sensato de terminar entre los tres primeros lugares del certamen.

Llegar a la ronda semifinal fue una meta que el colombiano Juan Carlos Osorio hizo público a inicios de año al presentar su plan anual de trabajo, estableció Osorio en un compromiso mucho más prudente que el que se hizo el año anterior.

Previo a Chile-2015, el entonces seleccionador Miguel Herrera garantizó el título continental y regresó a México eliminado en la fase de grupos con dos empates y una derrota jugando con un cuadro alternativo pues el estelar velaba armas para jugar por la Copa Oro de la Concacaf.

Peor fue la actuación azteca en Argentina-2011 donde, por mandato de la Concacaf, la representación tricolor asistió con un cuadro Sub-22 reforzado por tres elementos mayores. El resultado fue la actuación más vergonzosa de México en la Copa: tres derrotas y el último lugar.

Para la Copa del Centenario, México se presentará con una fisonomía muy diferente a sus dos versiones anteriores. De entrada contará con cuadro titular de lujo.

Sus tres opciones de portero son confiables: Alfredo Talavera, Jesús Corona y Guillermo Ochoa.

En la defensa tiene a tres legionarios europeos: los centrales Diego Reyes, de la Real Sociedad, y Héctor Moreno, campeón con el PSV holandés, flanqueados por el lateral Miguel Layún quien es capaz de desenvolverse por derecha e izquierda y además es una garantía en las asistencias: en la temporada 2015-16 fue el mejor del Porto, el segundo de la liga portuguesa y uno de los especialistas más destacados de Europa.

La media cancha está soportada por Miguel Herrera del Porto y el capitán Andrés Guardado del PSV. Ambos son capaces de desempeñarse como medios de contención o como volantes por los costados.

Y en la delantera cuentan con Javier ‘Chicharito’ Hernández, el goleador del Bayer Leverkusen, y con Raúl Jiménez, flamante campeón de la liga portuguesa con el Benfica.

La gran ausencia del ‘Tri’ es Giovani dos Santos quien ha tenido un repunte en la liga estadounidense como jugador del Galaxy de Los Ángeles, pero declinó la convocatoria.

– Osorio, versátil – En siete meses de gestión, el colombiano Osorio ha llamado la atención en México por los minuciosos análisis de sus rivales y también porque le ha dado al Tri una versatilidad que le permite jugar bajo un esquema 4-3-3 o 4-2-4 y que puede cambiar radicalmente su oncena titular de un partido a otro.

“Los jugadores que tenemos le dan al equipo la posibilidad de usar varias estructuras de juego”, apuntó Osorio.

El orientador también ha sostenido que México cuenta con futbolistas que le pueden competir de igual a igual a las mejores formaciones que pudieran presentar Argentina y Brasil.

Para México, la edición del Centenario será su décima participación en Copa América. Salvo en las dos anteriores oportunidades, en todas superó la fase de grupos y su máximo alcance fueron los subcampeonatos en Ecuador-1993 y Colombia-2001.

str/ol

© 1994-2016 Agence France-Presse