José Mourinho fue claro cuando contó que armaba su equipo según los rendimientos, por eso no fueron muchos los que se sorprendieron al ver que Wayne Rooney perdió su lugar en el 11 inicial del Manchester United.

La prensa inglesa cuenta que el portugués mantuvo un diálogo con el símbolo de los ‘Diablos Rojos’ en donde le pidió que mejore su rendimiento y que cuide sus modos a la hora de hablar sobre el nivel del equipo. Al parecer, Rooney se mostró muy frustrado en la derrota contra el Manchester City, actitud que no le gustó al técnico.

Fuente: Pasión Fútbol