El fútbol internacional fue sacudido por una nueva tragedia. En plena Navidad, un barco en el que viajaba un equipo de fútbol y sus seguidores en Uganda volcó y dejó un saldo de al menos nueve personas muertas y otras 21 desaparecidas. El accidente ocurrió el lago Alberto, en el oeste del país africano.

“Hasta ahora, podemos confirmar que de las 45 personas que estaban a bordo, 15 personas sobrevivieron”, dijo el comandante de la policía John Rutagira al medio local Daily Monitor, por lo que se teme que la cifra de muertos alcance las 30 personas. El equipo de fútbol, proveniente de la aldea de Kaweibanda en el distrito de Buliisa, iba a participar en un partido amistoso para el que viajaban a Runga, en Hoima.

La hipótesis que maneja la policía para explicar el accidente es el sobrepeso ocasionado por las 45 personas a bordo. Algunos testigos dijeron también que en el momento del accidente el agua estaba en calma, pero el sobrepeso y el festejo de los tripulantes en el interior de la nave habrían provocado el naufragio.

“Sobrecargaron el barco. Testigos han dicho a la policía que la mayoría de los pasajeros -ebrios- se sentaron en un lado del barco, lo que produjo una pérdida de equilibrio”, añadió Rutagira. Policía y pescadores procedieron al rescate de los pasajeros que pedían ayuda y hasta el momento nueve cuerpos fueron recuperados, según la policía, y 21 continúan desaparecidos.

Fuente: clarín