El delantero cree que se filtraron detalles de su juicio por evasión de impuestos y decidió tomar cartas en el asunto.


Además del conflicto que existe por el precio de su transferencia al Barcelona, Neymar tiene otra causa que enfrentar. El fisco brasileño acusó al atacante por evadir impuestos, proceso que desató una reacción del entorno del futbolista, que presentó una denuncia contra el Estado por la filtración de datos a la prensa.

Neymar considera que los medios tuvieron acceso a detalles de forma prematura, y solicita “reparaciones por daños morales”. Además, el crack instó a que se tomen medidas para evitar problemas similares en el futuro.

Fuente: Pasión Fútbol