El pasado 24 de junio se disputó el partido entre mujeres de 20 países diferentes en el cráter del Monte Kilimanjaro, a una altitud de 5729 metros por la igualada de género dentro de los deportes.

Este partido fue supervisado por oficiales femeninos del partido de la FIFA acreditados, el partido terminó sin goles. El proyecto Altitude Football del grupo, escaló la montaña buscando jugar su encuentro en el aire del pulmón, todo en el nombre de aumentar la concienciación para la igualdad de género en todo el mundo. “El campo de juego no es igual”, dijo la cofundadora de EPF, Lara Youngson.

Este grupo de mujeres cumplieron un reto mundial al juego de fútbol de más altura a lo que Youngson acotó: “Estamos muy contentos de haber hecho historia” y concluyó diciendo “El juego, en el aire y en la parte trasera de una escalada de cinco horas fue uno de los desafíos más difíciles de mi vida, pero tuvimos un increíble espíritu de equipo y fue un placer jugar juntas.”