La final de la Liga de Campeones femenina ofrece al Olympique de Lyon la posibilidad de despedir la temporada con un triplete ante el Paris Saint-Germain, un equipo que se aferra a su última oportunidad para clasificarse para la próxima edición del torneo.

Solo la coronación continental este jueves en Cardiff salvaría la temporada del Paris Saint-Germain, gravemente hundido hasta la tercera plaza de la División 1 francesa. La sanción, por alineación indebida en la jornada inaugural ante el Albi, le costó al cuadro parisino cuatro puntos que resultaron incorregibles dada su irregularidad.

Aunque pareció acariciar el título con su triunfo ante el Olympique de Lyon en la primera vuelta, su rendimiento decayó a continuación. En 22 fechas acumuló apenas 49 puntos, por los 63 del equipo más poderoso de Europa y los 55 del Montpellier.

El ánimo del equipo volvió a verse castigado recientemente en la final de la Copa de Francia. En una interminable tanda de penaltis se vio superado por el Olympique de Lyon.

El Paris Saint-Germain, finalista también en 2015, nunca ha ganado la competición de clubes más prestigiosa de Europa.  “No nos guardaremos nada. Sabemos que somos capaces de batir al Olympique de Lyon. Lo hemos hecho ya y queremos volver a hacerlo esta semana. Queremos demostrar que somos un gran equipo”, agregó desafiante la guardameta polaca Katarzyna Kierdzynek.

La motivación del Olympique de Lyon

Si la motivación del Paris Saint-Germain es alzar el título para poder comparecer en la Liga de Campeones la próxima campaña, la ambición del Olympique de Lyon es repetir el triplete.

En la temporada 2015/2016 ganó Champions, Liga y Copa. En la vigente se ha asegurado ya el campeonato liguero, por undécima ocasión consecutiva, y el torneo copero.

“Todo el mundo sabe lo que está en juego en la final de este jueves. Podemos lograr algo que nadie ha podido hasta la fecha, como es firmar un segundo triplete en dos años”, aseguró el entrenador del Olympique de Lyon, Gérard Prêcheur, quien será relevado por el exinternacional francés Reynald Pedros al frente del equipo.

El todavía técnico del Olympique de Lyon confirmó asimismo la disponibilidad de la estadounidense Alex Morgan, quien el lunes se reincorporó al grupo tras dejar atrás una lesión muscular.

Con ella tratarán de rubricar la cuarta conquista continental del poderoso club galo, finalista por sexta vez en su historia.

Perdió en 2010 ante el Turbine Potsdam en la localidad madrileña de Getafe y en 2013 ante el Wolfsburgo. Sí triunfó en 2011, 2012 y 2016 y en Cardiff parte como indiscutible favorito.

En ese choque establecerá asimismo un récord en la competición al igualar los 79 partidos del Arsenal Ladies en Europa.

Fuente: eldesmarque.com