El presidente de la UEFA Michel Platini llegó este viernes por la mañana al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) de Lausana, la más alta jurisdicción deportiva, ante el que ha recurrido la inhabilitación de seis años que le impuso la FIFA.

“Estoy bien, declaró Platini antes de entrar en el tribunal. Hoy es el principio del partido, un nuevo partido (…) Soy optimista, vamos a ganar”.

El exfutbolista internacional francés fue sancionado en diciembre con una inhabilitación de ocho años por la justicia interna de la FIFA, y privado por tanto de toda actividad relacionada con el fútbol. La pena fue reducida a seis años en apelación el pasado febrero.

Detrás de esa decisión estaba un pago sospechoso de 1,8 millones de euros, recibido por Platini de parte de la FIFA, como supuesta remuneración por un trabajo de asesor de Joseph Blatter, entonces presidente del ente rector del fútbol mundial. Su existencia fue desvelada en septiembre, coincidiendo con la crisis de la FIFA, sacudida por escándalos de corrupción.

Blatter, que también esta inhabilitado durante seis años, testificará este viernes ante el TAS, a petición de la FIFA. El expresidente de la FIFA también ha apelado su suspensión ante el TAS, pero todavía no se ha fijado ninguna fecha para el examen de su recurso.

cda/ol/jcp/ra