Real Madrid logró su tercera Supercopa de Europa este martes en Trondheim (Noruega), al superar al Sevilla en la prórroga (3-2) con un gol de Daniel Carvajal luego de que los 90 minutos reglamentarios finalizasen con empate a dos.

Con este triunfo, el Real Madrid de Zidane prosigue su exitoso camino iniciado en mayo con la victoria en Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid, mientras que el Sevilla de Jorge Sampaoli dispondrá de la Supercopa de España ante el Barçelona para intentar levantar un título en el verano.

El primer gol del encuentro salió de los botines de Marco Asensio, quien demostró que la decisión de Zizou de darle una posición en el cuadro titular por encima de James Rodríguez, fue la adecuada. El zapatazo fue imponente y se incrustó en la horquilla derecha del arco defendido por Sergio Rico.

Cinco minutos antes de que terminara el primer tiempo, Franco Vázquez encontró la igualada en el marcado. Dentro del área, el dorsal 22 conectó una pelota entre la línea defensiva para conseguir el 1-1 ante la estirada inútil de Kiko Casilla. Las constantes aproximaciones al arco merengue rindieron cuentas al minuto 71 cuando Konoplyanka, desde los once pasos, consiguió el 2-1.

Cuando parecía que Sevilla se quedaría con el título, de nueva cuenta apareció Sergio Ramos para empatar a dos el encuentro a un minuto del final. Un minuto antes de finalizar los 120 minutos de juego, Sevilla volvió a permitir los embates del Real Madrid que marcó por conducto de Carvajal para escribir una nueva hazaña y lograr su tercera Supercopa de la historia.

Sevilla: Sergio Rico, Mariano, Nico Pareja, Carrico (ST 5′ Rami), Kolo; N’Zonzi, Iborra (ST 29′ Kranevitter), Kiyotake; Vitolo, Franco Vázquez y Luciano Vietto (ST 21′ Konoplyanka).

Real Madrid: Casilla; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Kovacic (ST 26′ James Rodríguez), Casemiro, Isco (ST 20′ Modric); Lucas Vázquez, Asensio y Morata (ST 16′ Benzema).