Siria, un país devastado por la guerra, vivió un momento de alegría con un gol de último minuto para soñar y jugar el mundial de Rusia el próximo año. Las eliminatorias asiáticas se cerraron la noche de ayer y se definieron las selecciones que clasificaron a la cita máxima del fútbol, con la que se ganó un cupo al repechaje: Syria.

La selección Siria puso en olvido, por un momento, la crisis política y la guerra en el medio oriente. La noche de ayer, los jugadores lograron empatar, en condición de visitante, 2 por 2 con Irán. El equipo sirio inició el encuentro con el marcador a su favor. Al Soma cobró un tiro libre al minuto 13 y el portero de Irán dejó el rebote. Tame Haj lo aprovechó y colocó el uno por cero.

Irán logró despertarse y arrimó a su rival. Siria se supo plantear bien en defensa para impedir el ataque de Irán. Al minuto 45 llegó el empate. Los locales cobraron un tiro de esquina, los iraníes ganaron en cabeza y el balón golpeó en el horizontal. Azmoun quedó solo con el balón y lo metió con el pecho. El primer tiempo terminó en empate.

La segunda etapa se vivió con mucha emoción. El empate servía para que Siria juegue el repechaje con Australia, tercera del grupo B de la clasificación asiática. Irán, ya clasificado, no quería quedar con su hinchada y buscó la segunda anotación. Lo consiguieron al minuto 64. Nuevamente Azmoun aprovechó un balón en el área y lo mandó a guardar.

Siria no daba su oportunidad por perdida. Empujó, empujó y empujó a su rival para conseguir el empate. En un contragolpe, al minuto 93, dejaron el balón al número 9, Al Soma. El delantero dejó correr el balón, de primera y con pierna derecha sacó su remate cruzado. Los ciudadanos sirios, que miraban el partido en una pantalla gigante en Damasco, una de las ciudades más afectadas por la guerra, miraban con ilusión como el balón pasaba por debajo de las piernas del golero iraní. Cuando el balón topó la malla del arco sur del estadio de Therán se desató la euforia de los jugadores y los hinchas. Siria se ganó un cupo al repechaje.

El sueño mundialista se encendió de esperanza. Ahora tendrán que jugar dos fases de ‘repesca’. La primera, 5 y 10 de octubre, Siria jugará con Australia. Si logran ganar ese encuentro tendrán que jugar con el cuarto de las eliminatorias de CONCACAF, que ahora es Estados Unidos. Este deporte único, que hace olvidar de los problemas, dio una sonrisa a un pueblo devastado por 6 años de guerra.

Video del partido

Fuentes: elmundo.es/ the-afc.com