Terminó la fase de grupos de la Copa Libertadores y Emelec le propinó una goleada histórica a Independiente Petrolero haciéndole siete goles y sin recibir ninguno. Alejandro Cabeza y Sebastián Rodríguez marcaron por duplicado cada uno, José Cevallos, Mauro Quiroga y Joao Rojas fueron los artífices de los goles que le dieron el boleto a octavos de final al Bombillo.

Al principio del partido, Independiente Petrolero salió a presionar y pudo haber marcado de no ser por un par de atajadas del golero Pedro Ortiz que se vio exigido pero respondió. La intensidad de los bolivianos duró 15 minutos hasta que al 16′, en un ataque de Emelec, Alejandro Cabeza se encontró una bola muerta al borde del área chica y la picó por encima del arquero para abrir la puerta a lo que sería una lluvia de goles.

El segundo tanto también fue de Cabeza que estuvo muy atento a un remate de Rojas, esperó a que Ayala dé un rebote y pescó el balón para poner la segunda anotación del partido y de su cuenta personal.

Apenas tres minutos más tarde, a los 38′, Sebastián Rodríguez recibió un balón afuera del área y de primera sacó un remate que lo encontró salido al guardameta boliviano y convirtió el tercer gol antes de ir a los camerinos.

Cuando ya parecía que el primer tiempo terminaba 3-0, un tiro Libre ejecutado por Gracia, encontró a Eddie Guevara que no pudo conectar directamente al arco pero desvió la bola para que llegue José Francisco Cevallos y firme el 4-0 antes del descanso.

Para la segunda parte ya solo había un equipo en cancha, a pesar de haber sustituido a su portero en el medio tiempo, la suerte no cambió para Independiente Petrolero que de alguna forma ya veía lo que se avecinaba y resignó su juego. La quinta diana llegó de los pies de Joao Rojas quien se anticipó a la defensa blanquiroja y estuvo a punto para recibir un centro bajo de Alexis Zapata y empujó la número 5 al fondo de las redes.

Poco a poco, Emelec fue realizando cambios para guardar a sus jugadores y en uno de los cambios entró Mauro Quiroga, el argentino no estuvo ni tres minutos en cancha cuando recibió una habilitación de Bryan Carabalí y en la primera pelota que tocó puso el 6-0.

Emelec se divertía y era protagonista de un monólogo absoluto que tenía borrados por completo a los bolivianos. Dos minutos más tarde, a los 77, Joao Rojas, después de una gran acción individual, le cedió la pelota al capitán Rodríguez quien con todo el espacio y tiempo del mundo, se acomodó dentro del área y la mandó a guardar para sellar así un histórico 7-0.

Con este resultado, acompañado de la derrota de Deportivo Táchira con Palmeiras, Emelec puso su nombre entre los equipos clasificados a los octavos de final de la Copa Libertadores 2022.