Tres marcas conocidas de ropa deportiva,Adidas, Nike y Puma, compiten por lograr tener un espacio protagónico en la Copa Confederaciones, un campeonato catalogado por muchas personas como de menor trascendencia  pero en el que, ninguno de las grandes empresas del marketing deportivo quiere dejar de participar.

Aunque de las tres marcas antes mencionadas, Nike es quien maneja el mercado con una cifra de negocio que llega a los 27.000 millones por año, le sigue Adidas con 17.000 millones y después se encuentra Puma con apenas 3.000 millones.

La Copa confederaciones empezó el anterior sábado en el continente Europeo, específicamente en Rusia con un presupuesto que llega a los 11.000 millones de dolares. De esta manera, la marca que aparentemente tiene ventaja en los torneos organizados por FIFA y UEFA, es claramente Adidas porque además de representar a la mayor cantidad de selecciones nacionales en todo el mundo, hace algunos años auspicia a los organismos FIFA y UEFA.