La Comisión Independiente de Control, Ética y Disciplina de laUEFA se reunió en París ante los salvajes incidentes que protagonizaron los hinchas de la selección de Rusia durante el encuentro ante Inglaterra en el Estadio Velodrome de Marsella.

El organismo abrió un proceso contra la Unión Rusa de Fútbolporque sus aficionados usaron pirotecnia, entonaron cantos racistas, protagonizaron peleas durante el cotejo correspondiente al Grupo B de la Eurocopa 2016, que finalizó 1-1.

En consecuencia, la UEFA multó a la Federación rusa con 150.000 euros (170.000 dólares) y le aplicó una “descalificación en suspenso” hasta el cierre del certamen. Esto quiere decir que”dicha suspensión queda sujeta a nuevos incidentes de similar naturaleza dentro de los estadios en cualquier partido del equipo ruso en el torneo”, según el comunicado.

Según el escrito, Rusia violó el artículo 20 del Reglamento Disciplinario de la UEFA  y la decisión, que comprende los desmanes que ocurren solamente en los estadios, está abierta a una posible apelación.

Aunque no habrá descargo, ya que desde el ministerio de Deportes ruso confirmaron que la Federación “acatará” las sanciones.”La sanción disciplinaria se ha tomado y pronto vamos a recibir la notificación oficial. ¿Cómo no íbamos a acatar la decisión de la UEFA?”, declaró el ministro Vitali Mutko, citado por la agencia TASS.

El próximo compromiso de la selección de Rusia será contraEslovaquia el próximo miércoles en Lille, mientras que su último duelo de primera fase está programado para el lunes 20 de junio en Toulouse, frente a Gales.

Fuente y foto: infoabae