La noche del lunes Luis Suárez, celebró sus 30 años, en el restaurante Castelldefels; donde asistió toda la plantilla del Fc Barcelona, acompañado de sus novias, además aprovecharon la ocasión para conocer  a la nueva novia del brasileño Neymar.

El “Pistolero” llegó al restaurante de Castelldefels junto a su familia y recibió a sus compañeros. El restaurante al parecer es uno de sus favoritos ya que es el mismo en el que celebró al ganar la Bota de Oro el 21 de octubre.

Suárez llegó junto a su esposa, Sofía, y sus dos hijos, Benjamín y Delfina y fueron los primeros en arribar al lugar. A pesar de la lluvia los jugadores acompañaron, como Jordi Alba que junto a su novia fue uno de los primeros en llegar. Ivan Rakitic, mientras tanto, llegó algo retrasado porque se encontraba en la Gala de Mundo Deportivo recogiendo el premio al Mejor Deportista de equipo.

Además Luis Enrique dio el martes libre de entrenamiento.