Por las semifinales de la Copa de Oro, Panamá ganaba 1-0 hasta los minutos finales; hasta que el árbitro norteamericano, Mark Geiger dictaminó un penal dudoso que fue cambiado por gol tras ejecución acertada de Andrés Guardado.

Los jugadores panameños reclamaron el fallo arbitral, que trajo consigo el jugar 30 minutos más, donde el juez volvió a dictaminar un tiro penal que también lo convirtió Guardado.

Con esto México clasificó a la Final de la Copa de Oro, donde se medirá frente a Jamaica.

Mira el resumen de este cotejo lleno de polémica:

Foto) www.infobae.com