El seleccionado chileno se impuso 2-0 a un Perú que careció de eficiencia. Un doblete de Arturo Vidal le dio sus primeros tres puntos en esta eliminatoria al equipo dirigido por Reinaldo Rueda. Perú no logra levantar cabeza.

El encuentro empezó con una presión alta de Chile que quiso ejercer supremacía desde el principio y aprovechar la localía. Dicha presión vino acompañada de una falta de marca peruana, lo que degeneró en la acción del primer gol. Arturo Vidal recibió el balón en tres cuartos de cancha, se abrió espacio y sacó un remate más que fuerte, colocado. Tan colocado que Gallese solo acompañó la trayectoria con la mirada mientras la pelota se clavaba en el ángulo superior izquierdo.

Quince minutos después, cuando se jugaba la media hora del partido, un centro de Orellana termina rebotando en el defensa Abram y le queda al “Rey Arturo” para que defina con una pirueta y ponga un cómodo 2-0.

Para el segundo tiempo, los de la “Banda Roja” salieron a atacar pero se toparon con un experimentado Claudio Bravo que no daba espacio para los errores. El partido se convirtió de ida y vuelta y ambos equipos querían mostrarse e imponer sus reglas. Sin embargo, Gareca no pudo quebrantar el sistema de Rueda. La recta final fue toda para Perú pero Chile se encerró bien al fondo y el cotejo terminó con ese 2-0 marcado en la primera parte.

Con este resultado, Chile suma 4 puntos y se ubica en la sexta posición a la espera del partido ante Venezuela en el caribe. Por su parte, Perú se queda en la octava casilla con un punto y con la mira puesta en el partido ante Argentina el martes.