La mañana de este miércoles, los jugadores de Liga Deportiva Universitaria continuaron realizándose los chequeos médicos en la Clínica TOA, para ponerse a punto de cara a la pretemporada con el profesor Claudio Borghi.

Norberto Araujo, capitán albo, lamentó que en 2015 el equipo haya nadado tanto para ahogarse en la orilla, pero señaló que hay que dar la vuelta a la página. “Ya hicimos los chequeos médicos y desde mañana estaremos a disposición del nuevo cuerpo técnico. Ojalá que este año pueda obtener logros en lo personal y en lo grupal también”, sostuvo. Sabe que tendrán un calendario apretado, pero también han llegado jugadores importantes para sumarse al club.

Jonathan Álvez, delantero argentino, espera que este 2016 sea un gran año. “Hay que recargar pilas y tenemos que trabajar con doble esfuerzo. Terminé en buenas condiciones los exámenes físicos”, dijo. Por su parte, José Francisco Cevallos indicó que se llena de orgullo y responsabilidad por las palabras de Borghi sobre su rendimiento en Liga. “Prometo dar todo de mí en cada entrenamiento y cada partido para retribuir la confianza del entrenador. Será un grupo complicado en la Copa Libertadores, pero es un lindo desafío”. finalizó el volante azucena.