Bruno Vídez, el nuevo delantero de Universidad Católica quien lleva dos semanas en el país, dijo que todavía “el tema de la altura me cuesta un poco, así que ojalá me acostumbre rápido”.

El ariete afirmó que considera que el trabajo que ha realizado hasta la fecha está bien y que solo depende del técnico su aparición en las canchas. “Ya tendré la oportunidad de jugar, espero que se pueda este fin de semana unos minutos, sino apoyaré a mis compañeros”, acotó.

Por otro lado, considera que el partido contra Barcelona será complicado porque todos conocen la calidad de juego de este equipo, pero que ellos también tienen mucho para dar. Y tiene expectativas para que sea un buen encuentro.

Con respecto a su rival en la Copa Sudamericana (Deportivo La Guaira), el delantero dice que espera que puedan hacer un buen partido de local para ir tranquilos a Venezuela.