Deportivo Quito entrenó este jueves en el complejo de Carcelén al mando del técnico encargado David Anaguano. El domingo los chullas visitan a Espoli en Machachi desde las 12 horas.

El pago completo del mes de febrero ofrecido por la directiva no llegó, apenas se dio un pequeño abono, así lo aseguraron los jugadores azulgranas.

El equipo durante varios días ha pasado penurias, no hay qué comer, además en Carcelén se cortó el suministro de luz por la falta de pago.

Este jueves, tres hinchas llegaron al Complejo y donaron agua e hidratante, el capitán del equipo, Santiago Morales, recibió las cajas y botellas.

El Quito visita a Espoli el domingo al mediodía en el estadio El Chan de Machachi.