El mediocampista ecuatoriano, Dixon Arroyo, brindó sus opiniones sobre el momento que vive el Independiente del Valle. El equipo de Sangolquí depende de sí mismo, y de otros resultados para poder ser el ganador de la primera etapa del torneo; esto, después de la derrota de los ‘rayados’ ante el Deportivo Quito por 3-2.

“Tenemos un sabor amargo por la remontada del (Deportivo) Quito, pero así es el fútbol”, aclaró el volante guayaquileño. Sin embargo, Arroyo dijo que “queremos hacer las cosas bien. Pensamos en lo que se viene, hay que seguir trabajando”. El equipo ‘negriazul’ recibirá a Universidad Católica en el cierre de la primera etapa del Campeonato Nacional. El partido se lo jugará en el estadio de la Liga Cantonal de Rumiñahui.

Finalmente, Arroyo aclaró que, de no darse los resultados, “tenemos que pensar en lo que se viene. Siempre salimos mentalizados en ganar los tres puntos, pero hay rivales que complican mucho”, explicó.