Hoy se cumplen dos años de la muerte de Cristian Benítez y para este torpe entendedor de las cosas, existen extrañas circunstancias y eventos que se dieron antes y después del momento mismo de su deceso.

He revisado una serie de documentos, me he encontrado con otros, oficiales y privados, que me dan a pensar que tanto los familiares, la misma Federación Ecuatoriana de Fútbol y la propia Fiscalía General del Estado debieron pedir y realizar una profunda investigación del fallecimiento de Chucho.

Con los diferentes médicos que he entrevistado y una vez que revisaron la documentación sobre aquellas circunstancias y el diagnóstico oficial de su muerte, llegaron a esta conclusión: Con esos antecedentes, Chucho Benítez posiblemente dejaba de jugar, pero vería crecer a sus hijos y sus hijos crecerían con su padre.

En el protocolo de la autopsia realizada en Ecuador en el espacio correspondiente, la Fiscalía desde el punto de vista médico-legal señaló que la manera de muerte (sic) fue por Muerte Súbita. Sin embargo, la información de ese entonces, Chucho Benítez estuvo en el hospital de Doha, aproximadamente, DOS HORAS hasta que se produjo su fallecimiento, entonces ¿fue Muerte Súbita?

Y creo que en memoria de Cristian se debe saber qué fue lo que sucedió en esas fatídicas horas. Si hubo negligencia y discriminación no debe pasar por alto bajo ninguna circunstancia, creo que se la debemos a Chucho, particularmente aquellos que le lloraron a moco tendido y pelearon a brazo partido por cargar su féretro.

A continuación, les presento un escrito realizado por un médico ecuatoriano, cuando le pedí que describa qué se debió hacer desde el momento mismo que Cristian Benítez cruzó la puerta del hospital, sin importar el país, color de piel, cultura o religión.

“Al llegar al hospital en Qatar y dos horas antes de su muerte, de acuerdo a la versión que entregó su esposa, a Christian Benítez (como a cualquier paciente) debieron realizarle una historia clínica adecuada que consiste en: Anamnesis y examen físico adecuados.

Si no se puede obtener la evaluación verbal que sirva de guía, es decir, la anamnesis o recolección de datos de la situación o enfermedad actual, antecedentes patológicos personales y familiares, ya sea por dificultades para hablar o comunicarse con el paciente, se debió preguntar al familiar o al acompañante y si la dificultad persistía, el examen físico (Inspección, Palpación, Percusión y Auscultación) y los exámenes complementarios (pruebas de laboratorio como muestras de sangre, ultrasonido o tomografía), según el caso, podían dar aproximaciones diagnósticas.

Y si en el evento (como así sucedió) el paciente presentó paro cardiaco o cardio-respiratorio debieron realizar los procedimientos de Reanimación Cardio-Pulmonar (RCP) avanzada. No existe el pretexto del idioma o de dificultades para la comunicación para llegar a una aproximación diagnóstica (en el caso puntual se sospechó de apendicitis complicada en peritonitis).

Si se procedió siguiendo esos pasos, que son los que acá en el país se enseña a los médicos al descartar esa posibilidad diagnóstica, había que seguir investigando pese a la rápida evolución del cuadro.

Ahora, a pesar del alto valor que tiene en todos los aspectos (sanitario, jurídico, docente, investigador, etc.) no se sabe si existen en Qatar disposiciones legales sobre la obligatoriedad de su existencia y los documentos que componen la Historia Clínica y su estructura.

En toda institución médica la Historia Clínica es el archivo más importante, contiene información vital para la gestión médica, administrativa y legal. Es el módulo más importante del sistema, ya que todos los demás se referencia a los registros que este administra. Puede o no estar presente en el sistema, pero sus bases tienen que estar instaladas para que los demás módulos puedan funcionar.

A la Historia Clínica básica se pueden integrar módulos de diferentes especialidades como el de Laboratorio y estudios complementarios al cual se le pueden añadir modelos de historias de diferentes especialidades y estudios específicos según las necesidades de cada usuario.

Es inimaginable que una institución médica actual carezca de un archivo de información centralizado como la Historia Clínica tal cual la conocemos, donde la información de cada paciente se encuentra distribuida en diversos informes separados, generados por cada servicio y departamento interviniente, y en las mentes de cada uno de los médicos y paramédicos encargados de la atención del paciente en cuestión.

Luego del deceso se debieron tomar muestras histopatológicas del corazón y coronarias para realizar los respectivos exámenes que confirmen la causa de su muerte

Con lo anteriormente escrito, la clave es averiguar la existencia de la historia clínica que cuando un paciente ingresa a un servicio de emergencia empieza con la Hoja de Emergencia (008 en Ecuador), al leer este documento se podría seguir los pasos que siguieron u omitieron (si fue el caso) en la atención a Cristian Benítez en el hospital de Doha, Qatar.”

En DOS HORAS algo más se pudo hacer

Por esta sencilla y clara explicación, considero que se debe abrir una investigación profunda, porque algunas cosas no cuadran. O, a lo mejor, estoy alucinando como en el tema de la adulteración de edad e identidad en las Formativas de nuestro fútbol que, como consta en la gráfica, están en muy mal estado.