El Defensor Público del Ecuador Ernesto Pazmiño asegura que las mallas y obstáculos que se colocan en los estadios para evitar la violencia no es más que monumentos a la ignorancia de la gente un partido de fútbol no es más que una competición deportiva que debe llegar a los hinchas a disfrutar del partido a gozar, alentar a su equipo sin violencia.

En el artículo 3,9 y 7 del Código Orgánico Integral Penal  se establece como contraversión con pena de 100 horas de trabajo comunitario y la prohibición de ingreso a todo escenario deportivo    hasta por un año aquella persona que invada, lance objetos indebidos, ingrese con armas blancas y material pirotécnico todo esto es un mensaje para todos los hinchas.

Lo más importante es educar a la ciudadanía para que en los estadios no se cometan estos actos de violencia y vivir con algarabía el fútbol ya que está bien que los hinchas disfruten y vivan el partido.

ESCUCHE LA ENTREVISTA