Gustavo Alfaro, director técnico de la Selección Ecuatoriana de fútbol, habló en una entrevista con ESPN sobre el presente del equipo y de los retos que se tiene para este año.

“Es un desafío muy lindo, mas que nada porque las Eliminatorias Sudamericanas son las más difíciles. Tienes que pasar del calor de Barranquilla a la altura de Quito y la dificultad de los equipos de Uruguay, Brasil o Argentina”, resaltó el estratega.

Alfaro no dejó de lado que el momento por el que atraviesa la Selección es parte de un proceso que recién está empezando. “Fui claro y les hice dar a entender (a los jugadores) que la última eliminatoria Ecuador ganó cuatro partidos seguidos y no tres como ahora. Pero cuando fui al sorteo del Mundial de Rusia, no lo vi en los grupos. Les dije que así ganemos cuatro partidos seguidos, eso no garantiza nada”.

Dice que asumió las riendas del equipo tricolor porque lo vio como un lindo desafío en un equipo con mucho potencial a pesar de las circunstancias. “Me tocó llegar a la Selección de Ecuador en un momento complicado con el tema de la pandemia y la Federación. Jordi Cruyff decidió irse y yo no conocía mucho el medio ecuatoriano”, aclaró.

“Veo jugadores comprometidos con la camiseta, eso era lo que quería, futbolistas que se enamoren por jugar en su país. Que sean hinchas y que recorren el mundo para vestir estos colores”, finalizó orgulloso de sus dirigidos.