Por pedido de la fiscalía, Hugo M. y Pedro V, tesorero y contador de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) respectivamente, fueron sentenciados a prisión preventiva por presunto lavado de activos en el caso Ecuafútbol.