En una entrevista con este medio, Johan Padilla, Arquero de El Nacional explicó los motivos de su contagio, la difícil situación que atraviesa el club  y su futuro en el fútbol. También arremetió en contra de la presidente Lucía Vallecilla.

“No me contagié por irrumpir ningún protocolo es improbable aquello. En ese hotel en Guayaquil previo a los partidos hubo mucha gente”, dijo Padilla quien agregó que se encuentra en buen estado de salud debido a que es asintomático.

Con respecto a su futuro, el golero admitió que tiene por lo menos tres ofertas de tres diferentes clubes y que le apena terminar las relaciones con su actual equipo de la forma que lo está haciendo. “Yo nunca quise terminar así mi relación con El Nacional, es un club que siempre me abrió los brazos”.

También aseguró que la situación en el equipo es difícil y que los pagos son irregulares. “Desde el 2017 me deben primas. En lo personal tengo un carro que no he podido pagar el mensual y ahora me quieren quitar el carro. Además de las pensiones de mi hija que necesito pagarlas”, reveló para después decir que la presidenta Vallecilla pagaba a unos y a otros no.

Padilla asegura que actualmente el problema lo tiene solo él y por eso su deseo de salir de la institución. “La presidenta decidió después pagar a todos menos a mí. Fui con mi esposa a la oficina para arreglar mi situación y la señora hasta ahora me tiene esperando”.

Por último, recalcó que la ayuda económica que está recibiendo actualmente se debe a la generosidad de dos de sus compañeros puesto que la directiva no quiere hacerse cargo, “Quienes en todo este tiempo me han estado manteniendo son Robert Arboleda y Jhonatan Borja. Yo necesito comer y dar de comer a mis hijos”. “Ella (Lucía Vallecilla) no puede justificar nada. Recibí apenas 2000 dólares.”, terminó.