Jorge Célico, director técnico de la Universidad Católica, tras el encuentro de su equipo con el Aucas, afirmó sentirse tranquilo porque considera que con más trabajo podrán subir en la tabla de posiciones. 

El dirigente de los “Camarattas “ dijo que el equipo no cuenta con uno o dos jugadores buenos, sino ocho, por lo que el trabajo que se realizó en la cancha se lo hizo bastante bien.  “El resultado me deja triste, me deja amargado, pero no tengo que reporchar hay que trabajar más con los muchachos”, acotó.

Célico considera que Aucas es un equipo grande en cuanto a afición y a la voluntad que ponen los jugadores. Además dijo que hubo errores personales de los  muchachos,  como de Carabalí y Arboleda, que afectaron al equipo.  Pero cree que la salida de Laurito “me ha generado darle oportunidad a otros jugadores, como Sergio Mina y esta ocasión lo tuvimos en el corazón del área para que demuestre su jugada”.

 El técnico de los “Celestes” dijo que en este momento solo queda dar vuelta a la hoja y pensar en su próximo rival que es el  Deportivo Cuenca.