Juan Diego Rojas, joven talento del Deportivo Quito, habló la mañana de este lunes acerca de lo que sucedió en Loja, con la derrota que descendió al conjunto azulgrana a la Serie B del fútbol ecuatoriano. Rojas aseguró que ningún dirigente los obligó a desplazarse hasta el sur del país, sino que fue decisión propia de quienes así lo hicieron.

El atacante comenzó señalando que pedirá disculpas ante el grupo si es necesario, por la decisión que tomaron él y algunos otros compañeros del primer plantel Sin embargo, indicó que siente que fue lo correcto desplazarse hacia Loja para jugar el partido ante la Liga de esa ciudad.

Más adelante, Juan Diego aseguró que son momentos difíciles los que les ha tocado vivir en las últimas semanas. “Nosotros debemos mantener a nuestra familia; gracias a Dios mis padres me han apoyado siempre”, agregó. Finalmente, manifestó que fueron los mismos jugadores que viajaron quienes se costearon los pasajes aéreos para viajar al sur del país.