La Selección Ecuatoriana de Fútbol empató 2-2 ante Venezuela por la tercera fecha de Copa América. Este resultado no dejó conforme a varios jugadores de la Tri, quienes esperaban una victoria en Río de Janeiro.

Luego de igualar en el marcador en su último choque ante la Vinotinto, Ecuador quedó en una situación comprometedora, pues descendió hasta la última casilla del Grupo B de cara a las dos últimas jornadas para asegurar la clasificación a cuartos de final.

Varios de los jugadores que estuvieron en cancha este domingo reaccionaron ante el empate tricolor. En un principio, el extremo Gonzalo Plata, una de las figuras del partido, aceptó que su equipo no esperaba ese resultado y que la ventaja en el marcador hizo que los seleccionados por Gustavo Alfaro bajen las revoluciones.

Es un resultado que no esperábamos. Talvez Venezuela buscaba el empate, pero a nosotros nos deja muy mal ese marcador. Creo que nos relajamos un poco y bajamos la intensidad luego del segundo gol“, indicó el atacante guayaquileño, quien también asumió la responsabilidad por el segundo tanto de Venezuela que fue marcado por su banda. No obstante, Plata recalcó que la Tri aún tiene posibilidades de conseguir la clasificación.

El lateral Pervis Estupiñán se pronunció a través de sus redes sociales para indicar que el seleccionado tricolor no ha tenido suerte en sus últimos partidos, tanto de Copa América como de Eliminatorias Sudamericanas.

Luchamos hasta el final, pero el fútbol no está siendo justo con nosotros. Seguiremos trabajando y creyendo“, indicó el zaguero esmeraldeño.

Por otro lado, Leonardo Campana, quien tuvo su debut con la casaca tricolor en este torneo, se mostró optimista luego del choque de este domingo. Mediante sus redes sociales, el atacante señaló: “Insistir, persistir y nunca desistir. Esta familia está para grandes cosas, mejores tiempos vendrán. ¡Vamos Ecuador!

Finalmente, el estratega argentino Gustavo Alfaro mostró confianza en sus seleccionados. En la rueda de prensa post-partido, el DT de la Tri, indicó que su único objetivo es la clasificación a la siguiente instancia, independientemente de los resultados: “Entiendo que este es el camino, pero estamos pagando un precio muy caro (…) Quedan dos partidos y si el equipo corrige vamos a clasificar. No me interesa la posición, lo que quiero es clasificar porque estoy seguro de que haciéndolo le vamos a dar pelea a cualquiera“.