El martes 1 de septiembre del 2009, casi dos meses después de asumir la presidencia, Santiago Ribadeneira presentó a los miembros del directorio su indignación y la preocupación por lo que ocurría en Deportivo Quito y ya en ese entonces, según palabras del propio Ribadeneira, el informe de auditoría, reflejaba “…las porquerías que se han hecho con el Quito…”

Habían pasado dos meses de la gestión del directorio que presidía y les manifestó su fastidio por la forma cómo se ha manejado Deportivo Quito e indignado al conocer que había posiciones de ciertos ex directivos que pretendían boicotear las soluciones al caos existente.

Recién se enteraba de la existencia de este movimiento muy propio de Deportivo Quito (los dirigentes dejaban de serlo y se convertían en hinchas y opositores inmediatos) y pidió que se convoque de manera inmediata a una Asamblea y a la hinchada para “…enseñarles la realidad y que sean ellos quienes decidan lo que hay que hacer.

En esa Asamblea Extraordinaria se conocería lo siguiente, TEXTUAL:

  1. El informe de Auditoria que refleja las porquerías que se han hecho con el Quito y la imposibilidad que existe de que iniciemos la gestión con la más mínima información contable y financiera.
  2. El informe de los riesgos contingentes que tiene Deportivo Quito por demandas de ex jugadores, directores técnicos y acreedores, muchos de ellos ni siquiera registrados en la contabilidad.
  3. Situación con el SRI y los riesgos existentes.
  4. Los acuerdos para manejar los contratos con jugadores en los distintos escenarios que vimos.
  5. Exponer a la Asamblea y a la hinchada el Plan Estratégico y las soluciones que estamos dando para resolver el caos y así evitar que prosperen acciones que pretenden boicotear las soluciones en marcha.

No debemos dejar pasar un solo día. Es el momento de convocar a la Asamblea, a los hinchas que quieran participar y pidamos la presencia en esa reunión de nuestros amigos, el Presidente y el Secretario de la Federación Ecuatoriana de Fútbol como hinchas del Quito para que conozcan la realidad, al igual que a autoridades hinchas como el Prefecto de Pichincha y otros que conviene que participen.

Me parece que sería irresponsable y poco transparente iniciar nuestra gestión sin dar a conocer lo que sucede y lo que vamos a hacer para enfrentar el problema. Además, solos y sin el apoyo de todos (salvo hipócritas y tramposos) no vamos a avanzar a sacar al Quito del caos. FIN CITA TEXTUAL.

En septiembre del 2009 NUNCA hubo tal Asamblea y se empezaba a cocinar el convenio con el Grupo Sek, que lo analizaremos en la tercera entrega de este informe

Por: Reinaldo Romero