Luis Miguel Escalada, nuevo jugador de Universidad Católica, explicó que su llegada al club capitalino es para ganar más protagonismo y espera ayudar al equipo a alcanzar sus objetivos para la temporada 2016.

El delantero no tenía continuidad en Emelec, por lo cual decidió cambiar de aires al club Camarata. “Vine para poder jugar mucho más tiempo de lo que jugué en Emelec, ojalá pueda tener buen rendimiento para devolverle la confianza al profe Célico y Egas”.

Sus deseos con la camiseta del Trencito Azul es mejorar el rendimiento del año pasado donde quedaron al borde de quedarse con la segunda etapa. “Ojalá podamos ayudar para ganar un etapa y lograr una final”

El atacante argentino habló también sobre el acoplamiento de las incorporaciones que llegaron con él: Juan Pablo Caffa, Andrés López y Edwin Méndez. “Los tres jugadores nuevos tenemos que acoplarnos a la idea del profe y ayudar a Católica a ganar un título”.