Después de la elección de la nueva dirigencia del Deportivo Quito, los jugadores del plantel tomaron la decisión de no entrenar este día, por lo que la dirigencia tuvo que acercarse a Carcelén para conversar con los jugadores de la difícil situación que vive el plantel en el plano económico, y lograr llegar a un acuerdo para realizar los pagos necesarios.

Marcelo Fleitas dialogó con La Red para dar a conocer los por menores de la situación que vive la institución.