Liga Deportiva Universitaria no ha podido sumar puntos en sus últimos 2 compromisos, lo que ha sabido aprovechar la Universidad Católica, su inmediato perseguidor en la tabla de posiciones de la segunda etapa. Sin embargo, los albos confían en poder cerrar el año ganando ambas etapas y proclamándose campeones sin jugar una final.

Norberto Araujo, capitán del equipo azucena, está consciente de que el nivel mostrado últimamente no ha sido el mejor. “Venimos de 2 derrotas seguidas, pero no tenemos que desconfiar de nosotros mismos. No estamos intranquilos ni preocupados, pero sí sabemos que tenemos que mejorar”, aseguró el defensor central, que extendió su contrato con Liga hasta diciembre 2016.

El ‘Beto’ señaló que los más experimentados del club hablarán estos días con los jugadores jóvenes, para poder recuperar el nivel que mostró Liga en la primera etapa. Acerca del partido ante Barcelona, el zaguero lamentó que el equipo entró dormido y les dio la chance al rival para anotar. “Tuvimos suerte que no nos convirtieron más goles en esos primeros minutos”, concluyó Araujo.

Por otra parte, el domingo Jonny Uchuari volvió a las canchas como titular después de mucho tiempo. El jugador se mostró agradecido con Zubeldía por la oportunidad. “Estaba preparándome al 100% para ser tomado en cuenta y así se dio en el último partido. Salí del primer tiempo con una molestia muscular y ya no pude volver para los segundos 45 minutos. Hasta ahora no he tenido la oportunidad de jugar un partido completo, primero por la lesión que me alejó de las canchas 7 meses y luego por la molestia que sentí el domingo”, finalizó Uchuari.

Liga es puntero de la segunda etapa con 26 puntos y más 12 de gol diferencia, mientras que también comanda la tabla acumulada con 73 unidades y más 30 de gol diferencia. De ganar la segunda etapa, los albos serán campeones directos, y por ahora, de existir una final cerrarían como locales en el partido decisivo.