Continúa la mala racha para el equipo de la “Plaza del Teatro”. En está ocasión, la expulsión de Franklin Salas significó una desventaja para el conjunto de la AKD que no logró sumar puntos frente a Sociedad Deportivo Aucas. Juan Carlos Ávila, asistente técnico, aseguró en la rueda de prensa posterior al encuentro que el cargo del cuerpo técnico está a disposición de los dirigentes.

Ávila, abrumado por la derrota, dijo sentirse perjudicado por el arbitraje del partido, ya que para él la expulsión del jugador Franklin Salas fue injusta. “Un clásico debe jugarse en igualdad de condiciones, Franklin no debía ser expulsado, no existió nunca contacto en la segunda infracción impuesta por el arbitro”, expresó el asistente técnico.

Con respecto a esta expulsión, también señaló lo complicado que es jugar un partido con un jugador menos en la cancha. “Tratamos de encontrar espacios para la contra, a pesar de la dificultad de un hombre menos logramos hacer variantes importantes que salieron bien y suplieron la ausencia”, dijo.

A pesar del mal sabor de la derrota, felicitó a los jugadores y destacó su calidad de juego y los acercamientos del equipo en el área rival. “Yo no reprocho nada al equipo, hoy demostraron su calidad y, a pesar de la baja, el conjunto luchó hasta el final”, destacó. Finalmente, habló sobre los momentos difíciles que atraviesa el equipo pero dijo no sentirse aludido por las derrotas. “Son momentos muy duros para el Deportivo Quito pero no nos vamos a sentar a llorar, la clave está en seguir luchando y levantarnos”, concluyó.