La carrera por saber quien será el nuevo monarca del fútbol ecuatoriano está a 90 minutos de terminarse. En la primera final jugada entre Independiente del Valle y Emelec, los sangolquileños se impusieron con un marcador de 3-1. Sin embargo, las polémicas no faltaron, este es el caso de la tarjeta roja a Alejandro Cabeza y después una infracción de Bauman que no se castigó de la misma manera.

En redes sociales se difundieron las conversaciones que tuvieron los árbitros mexicanos designados para manejar esta herramienta y apoyar en las decisiones del árbitro Luis Quiroz. En la roja directa para Cabeza, los miembros del VAR analizaron minuciosamente la jugada y determinaron que el ecuatoriano extendió el pie hacia el cuerpo del guardameta Moisés Ramírez, mientras el balón estaba por encima. “No hay disputa, el arquero ya tiene el balón”, dijo uno de los árbitros internacionales.

Para la jugada de Bauman en contra de Dixon Arroyo, los jueces aztecas le perdonaron la vida al ariete argentino ya que consideraron que no hubo infracción. “Hay un golpe del 32, pero me parece accidental”, dijo uno de ellos. Su compañero agregó que le parecía una herramienta. “No es una infracción. Extiende el brazo como una herramienta”, acotó.

La críticas no han parado de llover puesto a que muchos aficionados del cuadro eléctrico ni siquiera escuchar estos audios les da tranquilidad. Las redes sociales han estado inundadas con insultos y reclamos hacia la LigaPro y en especial hacia Miguel Ángel Loor, su presidente. Loor ha aclarado que no tienen ningún interés en favorecer a ningún equipo y que la LigaPro no tiene injerencia en las decisiones tomadas por los propios árbitros extranjeros.